Inicio

Contacto

Blog

Cuenta

Judía Limka

3.20

Agotado

Información sobre el producto

Judía  Limka

  • Variedad: Judías
  • Época de siembra: Primavera, Verano

Judía  Limka Variedad de precocidad media, rústica, vigorosa y muy adaptable. Producción escalonada. Vaina plana, recta de color verde oscuro de 20-22 cm de longitud y 2 cm de anchura. Semilla blanca. Resistente al Virus del Mosaico Común de la Judía. Recomendada para las tres siembras anuales.

Forma de cultivo: se puede sembrar de Febrero hasta Septiembre. Precisa para su germinación temperaturas superiores a 10ºC y humedad. Sembrar directamente a golpes de 2-4 semillas a una profundidad aproximada de 3cm. y en un marco de 75x30cm. También puede sembrarse con sembradora de precisión a 10cm y 70-80 cm entre líneas. Se puede recolectar a los 60 días de la siembra según zonas.

Peso neto: 25g

Nº semillas por sobre: 50

Las Judía  Limka  son judías trepadoras que llegan a sobrepasar los dos metros de longitud, son las que se cultivan habitualmente, tanto en huertos como en invernaderos. Se consideran judías verdes, se utilizan para ser consumidas en verde, aprovechando no sólo las semillas (no muy cuajadas) sino también la vaina donde se encuentran

Es una plantra del género Fabaceae, subespecie Papilonaceae, de la familia de las Leguminosas, nual, de vegetación rápida. Su sistema radical es muy ligero y poco profunda, constituido por una raíz principal y gran número de raíces secundarias con elevado grado de ramificación, con un tallo principal, de tipo herbáceo.Tiene la hoja sencilla, en forma de punta de lanza, con tamaño variable según la variedad de a judía. La flor puede presentar diversos colores, específicos de cada variedad, aunque lo habitual es que sea blanca.

La judía es una leguminosa de gran importancia en la alimentación humana, por su doble aprovechamiento, en verde y como grano y por su elevado aporte proteico, otro punto de interés es que las leguminosas en sus raíces entra en simbiosis con bacterias Rhizobium, bacterias que son capaces de fijar el nitrógeno del aire.

CONSEJOS GENERALES PARA EL CULTIVO DE LA CEBOLLA

  • Sembrado: El momento de cultivo viene condicionado por el clima de cada lugar siendo las fechas de siembra más frecuentes en agosto/septiembre, para una recolección entre en noviembre y enero, sembrar entre de noviembre/enero re, con recolección entre marzo y julio. Las judías germinan con rapidez (7-8 días) y al cabo de un mes, aparecen las primeras flores blancas que pronto se convierten en las vainas, cuando estas hayan alcanzado el tamaño adecuado y antes de que comien cen a endurecerse.
  • Temperatura: Es planta de clima húmedo y suave, dando las mejores producciones en climas cálidos. Los límites de temperatura que soportan es de 35/37ºC como máximo y 0-2ºC, esto el tiempo en que se puede cultivar al aire libre. El rango de temperaturas ideales para su cultivo se mueve entre los 21/28ºC durante el día y 16/18ºC durante la noche .
  • Humedad: Humedades elevadas favorecen el desarrollo de enfermedades aéreas .
  • Riego: Habrá que evitar en cualquier caso el encharcamiento, pues las judías son muy sensible a ello, de forma que un solo riego excesivo puede ser suficiente para dañar el cultivo. La judía es una de las especies hortícolas más sensibles a la salinidad, tanto en el suelo como del agua de riego, sufriendo importantes mermas en la cosecha. De dos a cuatro días antes de sembrar conviene dar un riego abundante para facilitar la siembra y la germinación de las semillas. Después de la siembra el primer riego solo se hará después de que despunten las plantas. En los primeros estados de desarrollo conviene mantener el suelo con poca humedad.
  • Luminosidad: Es planta de día corto, no obstante, una mayor luminosidad permite mejor crecimiento. Puede ser una planta adecuada para colocar en las zonas del huerto que por existir un obstáculo el sol no llega directamente pero existe abundante luminosidad..
  • Modo de cultivo: En macetas de 30 cm de diámetro y 30 cm de fondo con un tutor donde desplegar la planta
  • Abonado: es necesario un aporte básico de nitrógeno que daremos en el abonado inicial de fondo. Desde el inicio de la floración hasta el comienzo de la recolección la planta es muy exigente y cualquier carencia, tanto de nutrientes como de agua, repercute negativamente en la floración y posterior producción.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

0
    0
    Tu carrito
    Vaciar carritoVolver a la tienda